Por: Lic. Anadelka Castellanos

El despido y/o desahucio/ cancelación,  puede ser  considerado junto con la pérdida de un ser  querido y un  divorcio entre los  acontecimientos más traumáticos en la  vida de una persona.

La mayoría de las personase miden su valor por su trabajo, eso de perderlo  puede  causar   mucha   ansiedad, desgano, falta de interés hacia la vida, depresión,  inseguridad y hasta una  enfermedad  psicosomática.  Pero de una vez que se reponga del primer impacto, la cancelación puede resultar una  bendición en muchas ocasiones,…puedes   aprovechar el tiempo libre para  analizar tus metas, autoevaluarte con  honestidad, descubrir lo que realmente  esperas de tu carrera, tu  vocación  verdadera y encontrar otro trabajo que te guste y te rinda más.

Alguna vez al 95% de la gente la han desvinculado de su empleo (o le han  negado trabajo) por lo menos una vez en su vida.  Figuras del espectáculo, grandes artistas, por ejemplo: las han mandado a buscarse “otra cosa mejor” y   luego  reciben el contrato de su vida, por el cual   llegan al  estrellato.

Después de haber salido de tu trabajo, analiza lo que pasó y aprovecha la lección. Si no lo haces puedes que sigas arrastrando hábitos destructivos para un próximo empleo, no es bueno que repitas la misma situación.

La mejor manera de averiguar porque te dejaron fuera, es sencillamente, recordar las veces que te llamaron la atención y por qué te la llamaban…

Recuerda: las empresas Nunca dan las  explicaciones  reales de la cancelación del empleo para evitar discusiones  y mal rato con la persona afectada, pero la realidad es, quién mejor que la persona afectada para saber las “verdaderas razones” .

Recomendaciones:

1-Cuando el Dpto de RRHH te llame para una amonestación o para un consejo no lo tomes a mal, todo lo contrario, trata de comprender que te están dando otra oportunidad y de que seguir haciendo algo incorrecto te desvincularán definitivamente de tu empleo.

2-Buena actitud. Haz tu trabajo con dedicación y esmero.                                                                                                                    Cumple con todas las reglas y políticas de la empresa.                                                                                                                              Sé leal, nunca hagas comentarios negativos acerca de la Organización que laboras, porque por ética profesional no se verá bien. Lo mejor que puedes hacer si no te sientes bien, es presentar tu renuncia y darles las gracias por la oportunidad y buscar otras opciones de trabajo que te puedas hacer más feliz..pero no propiciar a que te cancelen para de esa manera recibir un dinero,  pues puede traerte consecuencias que luego puedes lamentarte.